La Camarilla

En la antigua Roma, no hay Alianzas de Vástagos. Toda la sociedad vampírica cae bajo las alas de La Camarilla, una organización gobernante iniciada por los Julios de Roma y supervisada por una asamblea legislativa. La Camarilla es una gran estructura complicada, diseñada para incluir todos los elementos de la sociedad vampírica civilizada. Aunque lejos de ser perfecta, es la primera organización funcional de no muertos variados en la historia del mundo occidental, y en su día supuso la mayor organización vampírica, la más diversa y la más pacífica internamente conocida jamás.

Senex:
Cada miembro reconocido de la Camarilla se inclina ante el Senex, el formidable e influyente cuerpo gobernante de la élite de los Vástagos. Es un cuerpo que representa la voluntad del más antiguo de los vampiros, formado por aristócratas filósofos y políticos ansiosos de fama. Los nobles legisladores de los Vástagos alzan sus voces en los Foros de la Necrópolis, determinando el curso de la ley vampírica romana para todos. Nadie se alza contra estos legisladores, pues ellos representan a todos. Si un vampiro no puede encontrar apoyos en el Senex, no es de la Camarilla.

Legio Mortuum:
Patrullando la línea entre la civilización y la barbarie, la Legio Mortuum es el brazo militar de la Camarilla, formada por los guerreros fieros y dedicados de la sociedad de los Vástagos. La Legio Mortuum hace cumplir la ley del Senex, patrulla la Necrópolis, y resiste las incursiones de las aterradoras Némesis. Entrenados de modo exhaustivo y armados poderosamente, los vampiros de los rangos solemnes de esta Ala se encuentran entre los mejores asesinos de la historia. Unidad, lealtad y una inexorable determinación son sus puntos fuertes, y toda la Camarilla resiste o cae con ellos.

Culto de los Augures:
Fundada en el pasado por oráculos de ojos enloquecidos y lúgubres guías espirituales, es la única Ala de la Camarilla que afirma tener el derecho de hablar directamente con los dioses. Aquellos que tenían intenciones de prácticas honestas ya no están, y en su lugar hay una multitud de charlatanes, aduladores profesionales y oportunistas hambrientos de poder. Frágilmente equilibrada entre mantener la apariencia necesaria de honestidad y el mostrar la considerable influencia del Ala, el Culto de los Augures tal vez se está estirando hasta el punto de ruptura, pero proporciona una de las rutas más rápidas hacia el poder y la autoridad en la Camarilla.

Collegia de los Errantes:

No todos pueden ser parte de la sociedad legal. No todos pueden hablar elocuentemente, ofrecer sus armas a la Legión o hablar con los dioses. Y no todos quieren. Los Collegia de los Errantes son una asamblea de Vástagos romanos de clase baja: extranjeros, criminales, esclavos Abrazados, tullidos y prostitutas, representando el nivel más bajo de la Camarilla, y unidos en pro de la supervivencia. Operan en los márgenes de la sociedad de la Camarilla, practicando y proporcionando servicios ilegales que las clases altas necesitan pero no pueden tolerar públicamente.

Lancea et Sanctum:
Apenas reconocida como un cuerpo independiente dentro de la Camarilla, la organización conocida como la Capilla y la Lanza es una escisión religiosa de los Collegia de los Errantes, que reúne a los vampiros creyentes en diversos credos y cultos. Los Vástagos misteriosos y místicos de la Capilla y la Lanza afirman ser los heraldos oscuros de una nueva era, crudos depredadores al servicio de la divinidad. El cruel dolor de la opresión sistemática y la privación son las normas que rigen sobre estos vampiros creyentes, y aún así resisten, y hasta prosperan.

La Camarilla

Requiem for Rome isgaard