Requiem for Rome

La historia de Titus

Tras aquella deliciosa exhibición que Galla comandó antes Cibeles, mi fé se encendió. Un torbellino de emociones me embriagó el alma que aún queda en mi. Despertó mi ladomás ferviente y pasional. Llevaba demasiado tiempo entre libros, tanto que sentí que perdía la perspectiva. Plutón nos tiene atrapados en sus tierras, pero nuestro castigo fue mucho más allá. Con un pié dentro y otro fuera, andamos en el filo de la vida. Más muertos que vivos, aún sentimos dolor y placer, a niveles de éxtasis. Más dioses que mundanos, pues podemos ver donde otros no ven ni sombras. Pero limitados por aquello que nos domina. Sólo Luna puede guiarnos en esta vida de oscuridad.

DIANA:
Decidí reunirme con los fieles de la diosa Diana a celebrar una ceremonia en su nombre. Para que no nos olvide. Ella nos guía en nuestras noches de cacería, en nuestros oscuros “días”.

Aquel rito pagano me hizo hervir la negra sangre que fluye por mis órganos. ¿Cómo se puede creer en semejante pantomima? Un mortal que guía a los esclavos a través de mar y tierra. UN SOLO DIOS!!! Cómo podría ese Dios suyo ayudar a todos? estar pendiente de todo? Es inconcebible. Paparruchas! Luna nos guiará hacia la sangre de los infieles. Hemos de reunirles con Plutón y su cancerbero, para que les muestren un poco de humildad. Los dioses dictarán su fatal destino hacia las fauces del perro de tres cabezas de hambre insaciable. Sólo su sangre podrá saciar mi sed.
Un día salí a cazar cristianos y (contar experiencia) acabar borracho,embriagado de sangre con alcohol, en una bacanal.

P.D: Estoy escribiendo ahora la historia que quería contar sobre el día de caza y cómo lideró a gran número de vampiros en una revuelta en contra del cristianismo.

Comments

lutonegro

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.